Skip to main content
Skip to main navigation
Skip to footer

Nicklaus Children's Hospital

El programa del Nicklaus Children’s Hospital para la prevención de caídas, basado en la evidencia, ha mejorado la seguridad de miles de niños de todo el mundo.

El NCH, que forma parte del Miami Children's Health System (Sistema de salud infantil de Miami), redujo su tasa de caídas un 41 por ciento gracias a su ingenioso programa aclamado a nivel mundial, el Humpty Dumpty Falls Prevention Program™ (programa Humpty Dumpty para la prevención de caídas).

Humpty Dumpty al muro trepó, pero Humpty Dumpty no se cayó, porque al Nicklaus Children’s Hospital llegó.

Nicklaus Children’s, que forma parte del Miami Children's Health System (Sistema de salud infantil de Miami), redujo su tasa de caídas un 41 por ciento gracias a su ingenioso programa aclamado a nivel mundial, el Humpty Dumpty Falls Prevention Program™ (programa Humpty Dumpty para la prevención de caídas).

Tanto la Joint Commission estadounidense como el Institute of Medicine identifican las caídas de los pacientes internos como un riesgo considerable para la seguridad de los pacientes y han instado a las organizaciones a implementar programas para la reducción de caídas con las medidas necesarias.

El crecimiento y desarrollo de los niños y su curiosidad natural hace que sean excepcionalmente propensos a sufrir caídas durante una estancia hospitalaria. Dicho esto, la mayoría de protocolos de caídas publicados se centraban en la población adulta. Como respuesta a este vacío en la seguridad pediátrica, Nicklaus Children’s inició el desarrollo del primer programa centrado específicamente en la prevención de caídas de pacientes pediátricos.

En 2006, el hospital reunió a todos los departamentos implicados (incluidos fisioterapeutas y especialistas en nutrición) a fin de desarrollar parámetros adaptados a la edad de sus pequeños pacientes. Esta iniciativa basada en la evidencia mejoró la cultura de la seguridad en Nicklaus Children’s y permitió al personal de enfermería demostrar resultados positivos.

Desde que el hospital empezó a trabajar en el programa, la tasa de caídas se ha reducido un 41 por ciento y se ha reducido también la gravedad de las caídas y las lesiones derivadas de las mismas. Nicklaus Children’s tuvo la tasa general de caídas más baja, 0,62, muy por debajo de la media de 1,24 establecida por el proyecto de colaboración de Texas Children’s en 2014.

Además, el programa hizo a Nicklaus Children’s merecedor del galardón Magnet Prize® 2015, otorgado por el American Nurses Credentialing Center (ANCC, comisión de acreditación de la Asociación Estadounidense de Enfermería), que premia las prácticas innovadoras en el ámbito de la enfermería.

“Después de recibir el Magnet Prize en la conferencia Magnet del ANCC, vamos a seguir difundiendo los beneficios del programa y vamos a seguir ayudando a los pacientes pediátricos a nuestro cargo”, apuntó Laura Hernández, MSN, ARNP, FNP-BC, CPN, enfermera especialista y educadora pediátrica en Nicklaus Children’s.

Actualmente, más de 1150 hospitales a nivel nacional e internacional están usando la escala y las herramientas para la evaluación de caídas del programa Humpty Dumpty. El programa se ha traducido a cinco idiomas y está en uso en 18 países de los 5 continentes.

El programa parte de la información pertinente del paciente en la historia clínica electrónica (HCE) Cerner Millennium®. Una evaluación del riesgo de caída integrada en la documentación de enfermería de Cerner avisa al personal de enfermería para que evalúe a los pacientes una vez por turno, dos veces al día, para garantizar su vigilancia continua.

Se usan los factores clave capturados en la HCE para evaluar el riesgo de caída del paciente. Entre otros factores, se tiene en cuenta la edad, el diagnóstico, el deterioro cognitivo, la medicación administrada y los traslados a quirófano o a cirugía. En función de estos datos, el programa asigna un valor numérico al riesgo de caída de cada paciente en una escala del 1 al 23. Los pacientes con una puntuación igual o superior a 12 se consideran de alto riesgo.

Cuando se identifica a un paciente como de alto riesgo, se implementan tareas de enfermería adicionales a fin de prevenir caídas accidentales, como, por ejemplo, subir las barandillas protectoras, poner una silla con orinal a disposición del paciente y educar al paciente y a los familiares que vayan a estar presentes en la estancia hospitalaria.

Cuando un niño va al hospital es para dejar de sentir dolor, no para sentir más. El innovador programa para la prevención de caídas de Nicklaus Children's ayuda a niños de todo el mundo, y todo gracias al personal de enfermería, una buena combinación de palabras y la HCE.