Skip to main content
Skip to main navigation
Skip to footer

Shawnee Mission Health

Reducción de las visitas a Urgencias y de las readmisiones de Medicare en el Centro médico Shawnee Mission, parte 1

Los equipos de cuidados del Centro médico Shawnee Mission (SMMC, por sus siglas en inglés) redujeron las visitas al Departamento de urgencias (DU) un 46  por ciento con la ayuda del equipo de Gestión de cuidados agudos de Cerner. Asimismo, se redujeron las penalizaciones derivadas de las readmisiones de Medicare.

A medida que los Centros de servicios de Medicare y Medicaid (CMS, por sus siglas en inglés) agregan diagnósticos y aumentan las penalizaciones por readmisiones, los sistemas de salud responden desarrollando nuevas formas de identificar a aquellos pacientes que generen costes excesivos o que hagan un uso demasiado frecuente de los servicios de atención a la salud, a fin de evitar que acudan al hospital con excesiva frecuencia.

Parte 1: Planes de cuidados específicos para el servicio de Urgencias

“Sabemos cuáles son las penalizaciones por readmisiones”, afirmó Kim King, Directora administrativa del Departamento de coordinación de cuidados del SMMC. “Sin embargo, si nos detenemos a analizar las visitas frecuentes innecesarias al DU, veremos que se trata de pacientes que no necesitan dichos servicios pero que los usan igualmente, a menudo a expensas del hospital”.

Con estas palabras, King hace referencia al origen de un programa del SMMC, Bridge Care, destinado inicialmente a reducir un 25 por ciento la frecuencia con la que 75 pacientes concretos acudían a Urgencias. Al terminar el primer año, estas visitas se habían reducido un 40 por ciento y a finales de 2014, la reducción era del 46 por ciento.

“La gestión centrada en los pacientes no agudos de Urgencias contribuye a reducir costes innecesarios. Desde el punto de vista empresarial, al aumentar el número de camas libres en Urgencias, aumenta también el número de posibles pacientes que generan ingresos a los que se podría atender", apunta King. “El programa Bridge Care también puede ayudar a reducir los posibles problemas y los tiempos de espera en el servicio de Urgencias, lo que resulta de vital importancia para nuestros pacientes”.

En el programa Bridge Care del SMMC trabaja un equipo de cuidados formado por dos personas. Un trabajador social y un miembro del personal de enfermería trabajan conjuntamente para identificar y ponerse en contacto con aquellos pacientes que acudan con frecuencia al DU, denominados pacientes multivisitas o MVP (del inglés). El programa admite a pacientes que recurran a los servicios del DU más de doce veces durante un periodo de tiempo de 12 meses. Por lo general, los pacientes MVP acuden al DU aquejados de problemas que podrían tratar de una forma más adecuada profesionales asistenciales, agencias y/o recursos externos.

Una vez identificados estos pacientes, el equipo recurre a la Gestión de casos agudos para desarrollar un único plan de cuidados común para todas las áreas de servicios agudos y lo adapta a las necesidades específicas de cada paciente. Se muestra un icono especial en el panel de seguimiento del DU junto al número de historia clínica del paciente, a fin de ayudar a identificar de manera sencilla a los pacientes del programa Bridge Care durante el proceso de admisión. Este icono llama la atención de los médicos y del personal y les indica que deben revisar el plan de cuidados del paciente.

Además, este programa facilita orientación en materia de salud, derivaciones a otros recursos y apoyo de carácter tanto emocional como económico.

Mediante un enfoque biopsicosocial, el equipo de cuidados colabora con las partes implicadas externas del sector de la atención a la salud, como los gestores de casos locales de salud mental, las clínicas de la red de protección social, los gestores de casos de cuidados gestionados y los servicios médicos de urgencias. Este enfoque colaborativo para la intervención en dichos casos pone fin a las visitas frecuentes y, en numerosas ocasiones, repercute positivamente en la salud del paciente.

"Hubo una paciente que acudió 22 veces a Urgencias en un periodo de tres meses", recuerda Whitney Benakis, trabajadora social titulada.

La paciente tenía un extenso historial de trastornos mentales. Una de las razones que identificó el equipo de cuidados fue que la paciente pensaba que sus visitas a Urgencias derivarían en más horas de servicios de profesionales asistenciales privados, que no fue el caso.

El equipo de Bridge Care coordinó una reunión del equipo con la paciente y las partes implicadas del sector de la atención a la salud, incluidos el equipo para crisis de salud mental del condado de Johnson (Kansas, Misuri, EE. UU.), el gestor de casos de cuidados coordinados de Medicare, los familiares, un profesional asistencial privado y un representante de los servicios médicos de Urgencias. En dicha reunión se explicaron de forma detallada las repercusiones del uso excesivo que esta paciente hacía de los servicios de atención a la salud.

“Uno de los objetivos clave consistió en elaborar un plan que establecía que la paciente debía llamar primero al equipo para crisis de salud mental del condado de Johnson en vez de llamar al 112”, comentó Sue Brettmann, enfermera titulada.

A fecha de abril de 2015, la paciente no había acudido al hospital en al menos 6 meses.

Si lo desea, puede leer la segunda parte del caso en: Reducción de las penalizaciones por readmisiones mediante el apoyo de transición (en inglés).